Sabías que… Aceites Esenciales (AE) son los más adecuados para tratar el dolor

La Asociación Internacional de Estudio del Dolor define el dolor como una “experiencia sensorial o emocional desagradable, asociada a daño tisular real o potencial”, ahora bien todos sentimos el dolor de diferente manera y el umbral del dolor es desigual entre las personas. Lo que sí que queda claro es que se trata de una experiencia subjetiva que puede tener diversos orígenes pero que, por lo general, se manifiesta como una función defensiva de nuestro organismo para prevenir daños mayores.
Siempre testados por profesionales.

Aromaterapia Dolor

Los AE y el dolor

Los aceites esenciales quimiotipados, -significa que se ha hecho sobre ellos una cromatografía o dicho de otra manera, se ha analizado sus características bioquímicas según dónde y cómo ha crecido la planta de la que se extrae-, como extractos concentrados que son, pueden tener un efecto analgésico e incluso anestésico rápido y potente.

De entre la gran diversidad existente sobresalen:

– El AE de clavo, que contiene salicilato de metilo, un analgésico y antiinflamatorio equivalente a la aspirina.

– El AE de menta de campo, cuyo contenido en mentol produce un efecto frío anestésico de rápida acción.

– El AE de romero quimiotipo alcanfor, un relajante muscular y poderoso analgésico.

– El AE de ylang ylang, que activa la producción de endorfinas, sustancias similares a la morfina que nuestro cuerpo crea de forma natural para atenuar el dolor.

La localización del dolor será el principal factor a tener en cuenta a la hora de escoger uno u otro, puesto que hay aceites esenciales con especial correspondencia con determinados tipos de tejido. Se suelen emplear por vía tópica.

No obstante, cuando los dolores sean de difícil localización, se utilizará con preferencia por vía olfativa, con el propósito de estimular la producción de neurotransmisores y endorfinas de efecto analgésico.

Los aceites esenciales constituyen unos principios activos naturales efectivos para la gestión del dolor y eficaces siempre que se usen las dosis aconsejadas. Podrán en algunos casos reforzar un tratamiento analgésico convencional, actuando como colaboradores, y en otros ser un tratamiento analgésico alternativo a la medicina de síntesis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s